Sorprendentemente, ningún automovilista se estaba quejando…

 

Una muchacha que montaba desnuda en la parte de atrás de una motocicleta por las calles de Rumania, fue detenida por la policía y multada por no usar el casco reglamentario.
La audaz y bella señorita circulaba como Dios la trajo al mundo abrazada a un muchacho cuando fue vista por oficiales de tránsito, quienes los obligaron a detener el rodado. Al parecer la única ofensa a la ley que estaba cometiendo consistía en no usar protección en la cabeza.
Así, los agentes de la ley multaron a la muchacha y los obligaron a ir directamente a conseguir un casco, no sin antes advertirles que le próxima vez, la multa sería mayor. Y nada dijeron acerca de la desnudez. ¡Rumanos liberales!

Anuncios